La comida asiática está de moda y su escena de fiesta también. ¿Por qué? Sabrosa, económica y cargada de tradiciones y fruto de una cultura centenaria, saborear un plato típico asiático es un momento tanto sabroso como lleno de historia. Las experiencias gastronómicas son uno de los principales atractivos turísticos de China, así como uno de los pasatiempos favoritos de sus ciudadanos. Cocinar y comer son, de hecho, tan importantes que inundan las calles de olores picantes y aceite chisporroteante. Y a pesar de que la comida callejera, los cafés y los restaurantes de Shanghai merecen una escapada por sí solos, ¿por qué no combinarlos con su creciente escena de fiesta queer?

No importa el motivo por el que elegiste visitar Shanghai en primer lugar, la comida y pubs de la ciudad seguro dejarán huella en tu viaje, es por eso que hemos reunido algunas nociones básicas para salpimentar a la perfección tu escapada asiática.  

Via @44kwshanghai

Sigue a los locales y descubre los mejores puestos

Preguntarle a un shanghainés sobre dónde comer es siempre buena opción, pero si obtener recomendaciones no resulta tan fácil como esperabas, guíate por tu olfato y fíjate dónde se aglomeran los locales. No hay mejor indicador de la calidad de un establecimiento que los residentes de la ciudad; Si un lugar está a rebosar, la comida debe de ser buena, sin importar cuál sea la especialidad del local. Además, un restaurante o puesto de comida muy frecuentado asegura que el producto sea fresco y que no hayan alimentos en mal estado. Lo que nos lleva al siguiente punto…

Via @tantusphotogalerie

La seguridad alimentaria es lo primero

No te dejes engañar por sabrosos y exóticos olores, la seguridad alimentaria debe ser su principal prioridad al salir a comer, especialmente en puestos callejeros. Aunque salir a comer en la calle, literalmente, es parte del día a día en la cultura gastronómica asiática, ello conlleva ciertos riesgos.

Beber agua embotellada, consumir productos que hayan sido hervidos o bien cocidos, además de haber consumido probióticos previo al y durante el viaje, ayudará a mantener alejados bacterias y parásitos nocivos.

Ante todo, confía en tu instinto. Tu cuerpo está diseñado para detectar comida en mal estado, y si a tu nariz o a tu estómago no les da buena espina el plato que te han servido, no te arriesgues.

Via @tasteofcurlies

Comida callejera y noche de fiesta; ¡el match perfecto!

Combinar comida callejera y una divertida noche de fiesta es un plan perfecto, sobretodo si te encuentras en la zona con más clubes nocturnos, el barrio de la Concesión Francesa. Epicentro de la fiesta LGBTQ+ de Shanghai, este área se encuentra repleta de bares y clubs, que albergan la creciente escena queer de la ciudad, así como numerosos puestos callejeros de comida para amenizar la noche con algo para comer.

Via @riinkshanghai

No importa por que razón hayas elegido Shanghai como tu próximo destino, seguro que tanto su oferta gastronómica como su escena de fiesta queer no te defraudarán, ¡tanto juntos como por separado!