Famosa por sus rascacielos que quitan el aliento y por ser el set de rodaje más grande del mundo, Nueva York es un destino queer de película. Con una oferta de restaurantes, parques y eventos en constante crecimiento, establecer un plan para tu visita puede resultar complicado, pero hay un par de puntos que te llevarán por el buen camino.

Localizaciones, comida, arte y sobretodo, como aceptar el caos de la Gran Manzana son algunos de los puntos clave a tener en cuenta para disfrutar al máximo todo lo que este vibrante destino ofrece. Así que, sin más dilación, he aquí nuestra guía para una escapada de 24h (o más) en Nueva York.

Vía @princepelayo

Ponte Cómodo, y encuentra el alojamiento perfecto para ti:

Aunque recomendamos que la mayor parte de tu escapada se enfoque en explorar “Empire City”, es importante encontrar el lugar adecuado para descansar tras un intenso día por la ciudad. Con posibilidades casi infinitas, seguro encontrarás un match; desde couch surfing al hotel más lujoso, NY “has it”. Nuestra recomendación; Primero presupuesto, luego localización.

Despertarse en el corazón de La Gran Manzana quizás suene tentador pero las afueras de la ciudad pueden reducir tu gasto considerablemente. Elige entre metro o bus (con un ticket sencillo por $2,75), pilla un Uber o móntate en uno de los icónicos neoyorquinos taxis amarillos para empezar a descubrir la urbe de la forma más auténtica.

Primero, ¡brunch! Porque, ¿qué sentido tiene explorar la ciudad con el estómago vacío?

Una vez instalado, no hay mejor remedio para superar el jet lag que un Bloody Mary bien cargado o unas cremosas tostadas con aguacate. Además, ¿qué sentido tiene explorar la ciudad con el estómago vacío?

Visia “Sunday in Brooklyn” , “Red Rooster”, o nuestro favorito “Five Leaves“ en la Avenida 18 Asegúrate de pedir sus Huevos Revueltos al estilo Moruno, una indulgente torre de Tortitas de Requesón con Mantequilla de Caramelo de Miel o un refrescante bol de Pudding de Chia con Bayas de Goji. Tanto mirando por la dieta como haciendo la vista gorda, seguro que disfrutarás de un buen bocado.

Vía @finnharries

El arte está en todas partes, desde icónicos museos hasta en el arte callejero

Nueva York es conocido por su diversidad cultural, y la abundancia de museos en esta ciudad es una buena prueba de ella. Museos como The Metropolitan Museum of Art, situado en Central Park y fundado en 1880 contiene más de 5,000 años de arte. Otros, como el famosísimo MoMA, son mucho más que un museo de arte moderno; reinventándose constantemente, sus exposiciones deleitarán a amantes de arte moderno a todos los niveles.
Pero el arte en NY no es exclusivo de inmaculadas salas de paredes blancas, edificios como el “8 Spruce Street” de Frank Gehry’s o el recientemente construido “World Trade Center” de Santiago Calatrava son tesoros artístico-arquitectónicos para disfrutar al aire libre.

Vía @bestpizza33

<3 la Diversidad: Barrios de todos los colores, formas y tamaños.

Con un cargado historial de inmigración, NY ha sido capaz de absorber todo tipo de tradiciones y culturas de sus recién llegados, que hasta la fecha, siguen integrándose a las costumbres americanas. Aportando a la riqueza y diversidad de la ciudad, así como a su sentimiento cosmopolita, Little Italy y Chinatown son 2 curiosos cachitos de sus respectivos países a miles de km de distancia.

Refresca tu visión de la ciudad y encuentra deliciosas casas de empanadillas asiáticas (dumplings) para cenar por la noche con amigos, o ponte romantico como en “La dama y el vagabuno” compartiendo unos auténticos Italo-americanos “Spaghetti with Meatballs”. Por cierto, ¿hay algo más neoyorquino que la pizza por porciones?

Vía @kevinwonka

Déjate llevar: Un momento de relax en la ciudad que nunca duerme.

La puesta de sol neoyorquina es un ritual en el que los últimos rayos solares tiñen su horizonte repleto de rascacielos. Absorbe todas las experiencias del agotador día explorando la ciudad y relájate contemplando la “golden hour” en una de los icónicas localizaciones de la ciudad. El “Brooklyn Bridge Park”, el “Staten Island Ferry”, o el “Top of the Rock”, son junto a un par de cervezas, todo lo que necesitas para finalizar el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top